Administracion del ozono

El ozono en la naturaleza

Es una forma alotrópica del oxígeno que presenta una molécula de oxígeno más que el propio oxígeno. La fórmula del ozono es O3, siendo la del oxígeno O2. El ozono está presente en la atmósfera de modo natural. Es un enérgico filtro de las radiaciones solares de alta frecuencia, porque absorbe la mayoría de los rayos ultravioleta del sol asegurando gracias a ello la vida en el planeta.
Por esta razón, los científicos están preocupados de la progresiva desaparición de la capa de oxígeno y se habla desde hace años del ingente agujero de ozono que existe en nuestra atmósfera y de los peligros que puede entrañar, en particular por el aumento de la incidencia de cáncer dermatológico para los humanos que toman el sol sin protección. Se ha responsabilizado de esta disminución progresiva de la capa de ozono a los compuestos clorofluorcarbonados (CFCs) que son liberados a la atmósfera por los refrigeradores, aires acondicionados y contenedores de aerosoles. El ozono es un gas azul tenue. De color opaco azul oscuro tanto en estado líquido (punto de ebullición -111.9ºC) como sólido (punto de fusión -193ºC).El cielo y los mares son azules por causa del contenido en ozono. A una altura sobre la Tierra de entre 20 a 30 kilómetros se presenta el ozono como un gas natural a concentraciones de 10-20 partes por millón (ppm). Es como un anillo que rodea el planeta: capa de ozono u ozonosfera.

El ozono en Medicina. Su historia

A pesar de que el ozono en su aplicación médica fue descubierto en la I Guerra Mundial como poderoso cicatrizante, las dificultades de su aplicación y efectos secundarios no lo han convertido en agente terapéutico hasta hace sólo unas décadas.
Fue descubierto en 1840 por el químico alemán Christian Frederick Schönbein de la Universidad de Basilea en Suiza. Y el médico berlinés Wolf lo empezó a aplicar en heridas sépticas de guerra (abscesos) en la I Guerra Mundial y observó una mejor cicatrización en las heridas tratadas con ozono, consiguiendo una rápida desinfección. Posteriormente, Payr presentó sus trabajos sobre los efectos cicatrizantes del ozono en el Congreso de la Sociedad de Cirugía de Berlín en 1935. Y Auborg incluyó la ozonoterapia por medio de insuflaciones rectales (a través del ano), para el tratamiento de infecciones vesicales y en patología intestinal.
Fue este autor quien descubrió el aumento del potencial oxidativo de la sangre, lo cual fue corroborado por los doctores Weningy y Albergs, posteriormente.
Así llegamos a los años 50 del siglo XX, cuando Haüsler inventó un aparato que permitía la dosificación del gas, lo cual fue de gran importancia. En 1972 se fundó la Sociedad Médica Germana de Ozonoterapia que empezó a ser muy activa. El ozono ha sido finalmente reconocido por la comunidad científica internacional como uno de los más poderosos oxidantes de la naturaleza. Junto a esta cualidad resalta su capacidad de interacción con los compuestos insaturados orgánicos (ozono lisis) que promueve la detoxificación orgánica de una gran cantidad de sustancias.
Ha sido probada su capacidad antivírica, anti fúngica y antibacteriana, dado que ninguna bacteria anaerobia, virus, protozoos u hongo pueden vivir en una atmósfera con alta concentración de oxígeno. Con lo que todas las enfermedades causadas por estos agentes patógenos son potencialmente curables mediante la acción del ozono. Pero, el médico debe conocer muy bien la capacidad del ozono y su dosificación, porque el ozono en grandes cantidades es tóxico. De ahí que, en terapia médica, se utilice mezclado con oxígeno. Esta es la base de la oxigenoterapia o terapia biooxidativa y autohemoterapia. Usado correctamente, es una terapia muy efectiva, económica y simple con amplio espectro y potencialidad curativa. El ozono tiene un olor característico. Y en altas concentraciones es irritante. Este hecho y su característico olor indujeron a su nombre porque la palabra ozono deriva del griego “ozein”, verbo que significa oler. No pasa a ser irritante para el humano hasta superar niveles de 0.1 ppm. El 03 se presenta en forma natural alrededor de los rompientes de mar, cascadas y rápidos de los ríos de aguas claras y tras las tormentas climáticas. Es muy característico el olor a ozono a la orilla del mar en el atardecer de un día soleado y caluroso de verano.
La FDA (Food and Drug Administration) ha establecido un nivel máximo tolerable de 0.05 ppm de ozono emitido por cualquier aparato fabricado para uso médico. Dado que la vida media del ozono es de 30 – 45 minutos a 20ºC (68ºF), descendiendo su concentración al 16% de su valor inicial en dos horas, debe ser generado para uso inmediato en el lugar de tratamiento. Se ha escrito que el ozono estimula la capacidad orgánica de traslado del oxígeno vital a los tejidos corporales por parte de los hematíes. Junto a la ozonolisis se investiga en atmósferas de ozono comprimido para mejorar el rendimiento deportivo de los atletas. Los efectos biológicos le confieren al ozono propiedades terapéuticas que posibilitan la aplicación de la ozonoterapia en gran número de enfermedades de diversas causas.

La OZONOTERAPIA es una terapia que, utilizada correctamente por personal médico debidamente acreditado y utilizando generadores de ozono debidamente homologados, carece de efectos secundarios, a la vez natural porque recurre a un constituyente universal de la vida: EL OXIGENO.

Inyecciones intra-articulares (Guiadas) con Ozono y factores de crecimiento

Uno de los tratamientos más modernos para la artritis de la rodilla, cadera, hombro y otras articulaciones es la inyección dentro de la articulación del ácido hialurónico y/o factores de crecimiento combinados con ozono dentro de la articulación.
Este nuevo tratamiento tiene un poder antiinflamatorio tan potente como la cortisona, pero además es capaz de regenerar, mejorar y lubricar el cartílago a diferencia de la cortisona y sin sus contraindicaciones.
Este tratamiento es la moderna alternativa a las prótesis de rodilla, brindando nuevos años de uso a la articulación desgastada y retardando la necesidad de una cirugía tan radical.

Tratamiento del dolor

En nuestra clínica el lema es eliminar el dolor con los tratamientos menos agresivos, utilizando para ello la ozonoterapia en combinación con homeopatía/homotoxicologia y los factores de crecimiento plaquetarios.

Factores de crecimiento plaquetarios

El plasma rico en factores de crecimiento plaquetario (PDGF) es un producto biológico autólogo, obtenido del plasma del propio paciente, no alérgico ni tóxico, cuya obtención se efectúa mediante el centrifugado de la sangre, que dispone sus componentes (hematíes, leucocitos, plaquetas proteínas en distintas fracciones según el gradiente de su densidad. Es una nueva terapia fundamentada en el potencial pro-regenerativo y antiinflamatorio de los “factores de crecimiento contenidos en las plaquetas y que éstas liberan cuando se activa la coagulación. Es por todo ello que el PDGF infiltrado en articulaciones artrósicas, tendinitis, y otras lesiones musculo esqueléticas, producen un efecto pro-regenerativo antiinflamatorio y analgésico de dichas articulaciones. La combinación con la ozonoterapia produce una potenciación de los resultados garantizando además la asepsia en el procedimiento.

Rejuvenecimiento facial: Los factores de crecimiento plaquetarios
El factor de crecimiento epidérmico, es capaz de aumentar el grosor de la piel, devolverle su elasticidad y firmeza, disminuir los efectos sobre la misma de la oxidación celular y eliminar arrugas.

La utilización de plasma rico en plaquetas es muy reciente. Su descubridor: el médico estomatólogo Eduardo Anitua, fue el primero en utilizarlos para la realización de implantes en boca. El resultado: un implante dental perfecto. Después se utilizó en Traumatología para tratar fracturas conminutas, es decir, hechas cachitos. Estos resultados tan extraordinarios hicieron que la técnica se extendiera a otras aplicaciones y disciplinas médicas. De ahí que, por ejemplo, los oftalmólogos empezaran a utilizarlo para curar úlceras corneales y otras lesiones oculares y que en el campo de la Medicina Estética, hace algo más de tres años, se emplee para regenerar y rejuvenecer la piel, entre otros usos.
Las plaquetas liberan los factores de crecimiento que se encargan, fundamentalmente, de estimular la regeneración celular, aumentar la formación de nuevos vasos sanguíneos y producir nuevo tejido. Es decir, activan el organismo en la zona donde se liberan ayudando a reconstruir el tejido dañado, efecto reparador que se aprovecha para rejuvenecer la piel.
Uno de esos factores, el llamado factor de crecimiento epidérmico, fue el primer polipéptido aislado y caracterizado como factor de crecimiento y es capaz de inducir la proliferación de queratinocitos y fibroblastos, estimular la angiogénesis y aumentar el grosor de la piel, devolviéndole su elasticidad y firmeza, además, aumenta la vascularización de la zona donde se aplica, favoreciendo la aparición de nueva piel, disminuyendo los efectos sobre la misma de la oxidación celular y eliminando las arrugas.
Descubierto en 1960, el Epidermal Growth Factor supuso una auténtica revolución en el campo de la biología de la proliferación y la queratinización de tejidos epidérmicos, cuando se observó que esa proteína aceleraba la proliferación de la epidermis en cualquier cultivo de células epidérmicas. Por lo que hoy, los magníficos resultados que se obtienen con su aplicación para acelerar la cicatrización de quemaduras, tratar queloides, acné y estrías, mejorar los resultados de tratamientos de todo tipo (incluso quirúrgicos), favorecer la consolidación de injertos de piel, así como la aplicación post-peeling o como tratamiento de base incorporado a los cosméticos, siguen sorprendiendo a los expertos.
Esta proteína, producida especialmente en las llamadas glándulas de Brunner del duodeno y en menor cantidad en las glándulas submandibulares, se encuentra en casi todos los fluidos corporales.
En el caso de la piel los resultados son aún más espectaculares porque se aprecian fácilmente, regulan la remodelación de la epidermis y de la dermis e influyen en la apariencia y textura de la piel. Con ellas se provoca la regeneración celular y la piel mejora, porque producen una mayor y más rápida revascularización de la misma. Además estimulan la producción de glicosaminoglicanos, fibras colágenas y elásticas necesarias para sustituir las estructuras alteradas por el envejecimiento.

Los factores de crecimiento:
Regulan funciones esenciales para la regeneración, remodelación y reparación de los tejidos
Tienen la capacidad para atraer y orientar a las células hacia el lugar en que son necesarias
Actúan en la división celular para producir células nuevas
Favorecen el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos
Activan la síntesis de la matriz celular
De ahí que los profesionales de la salud que los utilizan para aplicaciones estéticas y cosméticas refieran:
Un aumento del grosor de la epidermis
Una recuperación de su consistencia elástica
Una mejoría de la revascularización
Una mayor tersura de la piel

Además favorecen una repitelización más rápida, disminuyen las molestias que sufre el paciente y mejoran los resultados de los distintos tratamientos. Pero lo que también supone una gran ventaja es que al ser autólogos, es decir, extraídos del propio paciente, no producen alergias, rechazo o contagio de enfermedades. Esto permite afirmar que en principio no existe ninguna contraindicación absoluta, ya que lo que se utilizan son proteínas del propio paciente. Por eso es útil para cualquier persona, independientemente de su edad o condición y casi para cualquier disciplina médica, incluida la estética.

Función del PDGF (Factor de Crecimiento derivado de plaquetas)
El PDGF tiene un papel importante en la embriogénesis, en particular en el desarrollo del riñón, vasos sanguíneos, pulmones y sistema nervioso central. En estos órganos, el PDGF es importante para las células derivadas del tejido conectivo, entre ellas los pericitos, los fibroblastos alveolares, las células mesangiales del riñón y las células glía. También el PDGF tiene un papel importante en la curación de heridas en el adulto, ya que estimula la mitogénesis y quimiotaxis de los fibroblastos y células musculares lisas. También estimula la quimiotaxis de los neutrófilos y los macrófagos.

Ozono y factores de crecimiento

La razón por la que a veces se utiliza ozono con los factores de crecimiento, es porque es un potente desinfectante, antibacteriano, antivírico y antimicótico y además posee una extraordinaria capacidad antioxidante y por lo tanto, al tiempo que estimula la desintoxicación ayuda a oxigenar el tejido.
Si el paciente ya está recibiendo sesiones de Ozonoterapia se reserva una pequeña cantidad de su sangre y se utiliza para extraer las plaquetas partiendo de esa sangre ya ozonizada. La otra opción, si el paciente no está sometiéndose a un tratamiento de Ozonoterapia, es proceder a la extracción de un poco de sangre, obtener las plaquetas y luego ozonizarlas en el interior de la propia jeringa que se utiliza para la reinyección en la piel.
Aunque la utilización de factores de crecimiento por sí solos permite ya obtener resultados excelentes, los casos en los que se enriquece con ozono se debe a otras razones, por ejemplo para aquellos casos en los que se necesita un apoyo extra para lograr la regeneración de la piel, este es el caso de los fumadores o de los que sufren un grave envejecimiento de la misma por excesiva exposición al sol.

¿Cómo se aplican los factores de crecimiento?

Una vez el paciente está en la consulta se le aplica en la zona a tratar una crema anestésica y se deja que actúe unos minutos, tiempo en el que permanece tranquilamente relajado. Luego se le extrae un poco de sangre a fin de obtener, casi sobre la marcha, el concentrado de plaquetas necesario. Y una vez conseguido el plasma rico en factores de crecimiento, se ozoniza en la misma jeringuilla y luego se introduce en la dermis mediante micro inyecciones repartidas en esa zona.
Terminada la aplicación se procede a poner un producto relajante y descongestivo en la piel tratada. En total, desde que el paciente llega hasta que se marcha puede pasar algo más de una hora.

Es fácil de aplicar, porque se puede realizar en la consulta sin peligro para el paciente o el médico. Y no tiene efecto secundario alguno ya que es un implante autólogo. Por tanto, no hay posibles reacciones alérgicas. El único posible “inconveniente” es que, aunque las plaquetas se inyectan en la piel con una jeringuilla muy fina, puede notarse tras el tratamiento algún pequeñísimo punto morado dejado por la aguja en la zona tratada, pero desaparece rápidamente.
Todas las pieles se benefician del tratamiento, aunque es casi más espectacular en las pieles muy dañadas, que en las que no lo están tanto. Siempre se obtiene una mejoría notable en la calidad de la piel pero, evidentemente, no es lo mismo tratar una de 35 años bien cuidada, que una de 60 que nunca se ha cuidado o está estropeada por los efectos del tabaco o del sol.
La piel, cuanto más joven es, mejor responde. Hay que tener en cuenta que no es un tratamiento cosmético que actúa desde fuera. Es un tratamiento natural y fisiológico que utiliza las propias proteínas de nuestro organismo, seleccionadas y concentradas, para que reparen el daño producido por el paso del tiempo o por las lesiones solares.
Hay que tener paciencia. Los factores de crecimiento tienen que actuar estimulando el tejido; por tanto, no hay un resultado instantáneo. Los efectos aparecen con el paso de los días y aumentan a medida que éstos transcurren.
Cuando se usan plaquetas ozonizadas el tratamiento se repite cada dos meses a fin de permitir que la piel se regenere. Normalmente bastan 21 días entre sesión y sesión, pero con la ozonización la estimulación es muy intensa y por eso se deja pasar más tiempo, para que se estabilice la regeneración y así volver a estimular sobre un tejido de mejor calidad.

Basta con tres sesiones.
El resultado de la última sesión dura un año o año y medio, momento en el que será necesaria una sesión de refuerzo. Los resultados dependen del tipo de piel, de las lesiones que hubiera antes y del tipo de vida de la persona.
Los cambios en ciertos hábitos más saludables, como dejar de fumar o protegerse del sol y en la dieta, incrementando el consumo de ácidos grasos y antioxidantes, por ejemplo, ayudan a la salud en general y, por supuesto, a la piel. De todas formas, aunque el paciente no esté dispuesto a realizar esos cambios, los efectos sobre la piel son buenos, regenerándola y rejuveneciéndola, porque su acción es local y fisiológica. Se puede tratar exclusivamente la zona de los párpados; o desde la frente hasta el escote; o sólo brazos y manos..

Medicina Biológica y Terapias Antihomotóxicas

Se definen como la regulación de los sistemas de defensa naturales del organismo y la eliminación o inactivación de las sustancias nocivas llamadas “homotoxinas”.
¿Qué es la Medicina Biológica?
La medicina biológica tiene como objetivo preservar y/o restablecer el equilibrio biológico del paciente, así como la capacidad de defensa natural del organismo. Para lograr su objetivo se utiliza medidas adecuadas como por ejemplo “La Homotoxicología” . Los medicamentos antihomotóxicos funcionan mediante microestímulos que activan los mecanismos de regulación y modulación de nuestro sistema inmunológico.
¿Qué es la Homotoxicología?
La Homotoxicología es una ciencia de la medicina que estudia la acción de las homotoxinas en los procesos fisiológicos y cómo su presencia genera un estado alterado de la salud al cual denominamos enfermedad. La Homotoxicología fue introducida en la medicina por el médico alemán Hans-Heinrich Reckeweg, quien en los años cuarenta redefinió lo que es la enfermedad. Según el doctor alemán la enfermedad es el estado en el cual el organismo, a través de un conjunto de reacciones naturales (fiebre, diarrea, procesos inflamatorios, etc.), enfrenta la acción de las homotoxinas -tanto endógenas como exógenas- con el fin de eliminarlas y recobrar el estado de salud.
¿Cuáles son las ventajas de la Homotoxicología frente a la medicina tradicional?
La Homotoxicología se constituye en una herramienta y complemento de la medicina convencional que ofrece soluciones terapéuticas mediante la activación de las defensas del propio organismo bajo los principios de estimulación y detoxificación.
¿En qué patologías puede ser más beneficiosa la terapia antihomotóxica?
La Homotoxicología puede utilizarse en cualquier disciplina: desde la pediatría hasta la geriatría. La medicina antihomotóxica, al inducir mecanismos de asistencia inmunológica, ofrece tratamientos causales que permiten detener o minimizar el avance de las enfermedades, lo cual es especialmente útil en patologías crónicas.
¿Hacia dónde evolucionará la Homotoxicología en el futuro?

Fundamentalmente, hacia la Inmunología. Los medicamentos antihomotóxicos abren una vía interminable de investigaciones que nos brindarán los mejores resultados en el tratamiento de enfermedades autoinmunes, crónicas y degenerativas.

FORMAS DE ADMINISTRACION Y TRATAMIENTO DEL OZONO

La forma de administración del tratamiento médico con ozono/oxígeno estará en relación con el tipo de patología a tratar.

En los casos de retardos de cicatrización, sea de la etiología (causa) que sea el tratamiento será tópico (local). Se necesita crear un sistema cerrado que se logra mediante una bolsa de teflón, una campana o un cilindro de vacio. La duración de cada sesión es de 20-30 minutos y el número de sesiones necesario hasta la total cicatrización de la lesión estará en función del tamaño y tipo de lesión. La frecuencia con que son practicadas las sesiones oscila entre 1 o 2 a la semana.
La autohemoterapia es la forma de tratamiento para toda aquella patología derivada de la arteriosclerosis y que por tanto tengamos comprometido el transporte de oxígeno a los tejidos (arteriosclerosis cerebral, isquemia coronaria, claudicación intermitente en las extremidades inferiores, transtornos circulatorios en pacientes diabéticos).
Se procederá a la extracción de 120 cc. de sangre venosa, la cual será derivada a una botella de vacío. A continuación se introduce la mezcla gaseosa formada por ozono y el oxígeno la cual reacciona de forma inmediata con la sangre del paciente, siendo reinyectada por la misma vía que hemos usado para la extracción. La duración de uns sesión de este tipo es de aproximadamente 30 minutos. No es necesaria ninguna preparación previa al tratamiento. El paciente puede reanudar su vida normal inmediatamente después de finalizar la terapia. La frecuencia es de 1 o 2 tratamientos por semana.
Ozonoterapia subcutánea ha demostrado buenos resultados en el tratamiento de la fibromialgia reumática.La administración de forma subcutánea de pequeñas cantidades de ozono/oxígeno en las zonas dolorosas tiene un importante efecto antiálgico (antidoloroso) y antiinflamatorio. Adicionalmente a muchos pacientes se les practica autohemoterapia para mejorar su estado general y conseguir una disminución de la sensación de fatiga o cansancio que suelen referir.
La ozonoterapia intrarticular gracias a su acción analgésica y antinflamatoria obtiene buenos resultados en el tratamiento de la artrosis de rodilla. La disminución del dolor se establece desde las primeras sesiones de tratamiento, habiéndose establecido una medida de 5 sesiones para obtener una mejoría significativa.
Los tratamientos se realizan de forma ambulatoria, una vez por semana. La punción intrarticular no es dolorosa, no siendo necesario ningún tipo de anestesia, ni siquiera local para llevarla a cabo.
Una ventaja importante de esta forma de tratamiento es que está exento de efectos secundarios y complicaciones, pudiendo realizarse tantas veces como el médico lo considere oportuno. El tratamiento también está indicado para retrasar o posponer la colocación de prótesis de rodilla.

La ozonoterapia intravaginal es la forma de administración en los casos de vulvovaginitis de repetición refractaria al tratamiento médico habitual.
La vía de administración es la intravaginal. Con la ayuda de un catéter vesical procedemos a la insuflación del gas, que por sus propiedades antisépticas consigue la erradicación del germen y por tanto la curación de la vulvovaginitis crónica. El tratamiento es totalmente indoloro, no precisando ninguna preparación previa al mismo. La duración de una sesión es de aproximadamente 10 o 15 minutos. El número de sesiones y la frecuencia se establece de forma específica para cada paciente.

Todos los tratamientos mencionados se realizan de forma ambulatoria, no precisan anestesia ni preparación previa por parte del paciente y carecen de efectos secundarios.
El tratamiento de hernias discales se realiza en tres fases:

1. Infiltraciones paravertebrales: Inyecciones en la musculatura paravertebral (habitualmente 2 sesiones). Se practica en la consulta de la Unidad de Ozonoterapia. No requiere anestesia.
2. Inyección de ozono dentro del disco intervertebral (discolisis percutánea). Se realiza en quirófano bajo sedación y anestesia local, mediante control radiológico. No precisa ingreso hospitalario.
3. Infiltraciones paravertebrales: Inyecciones paravertebrales (de 2 a 4 sesiones) en consulta.
BIBLIOGRAFIA Y CONGRESOS

El siguiente listado corresponde a publicaciones y congresos en los que de forma directa o indirecta ha participado la Unidad de Ozonoterapia de la Clínica Quirón de Barcelona. De forma adicional se han incluido algunas publicaciones que pueden ser de interés, sobre todo para el colectivo médico.

Ozonoterapia tópica en el tratamiento de los retardos de cicatrización post-quirúrgicos. (Rovira Dupláa, G. Congreso de Cirugía Plástica. Las Palmas de Gran Canarias. Mayo 2000)

Ozonoterapia tópica en el tratamiento de los retardos de cicatrización en pacientes oncológicos (Rovira Dupláa, G. X Congreso Nacional AERO. Barcelona. Octubre 1999)
Romero Valdés, A. et al. La ozonoterapia en los estadios avanzados de la arteriosclerosis obliterante. Angiología Vol:XLV, 146-148 1993
Romero Valdés, A. et al. Ateriosclerosis Obliterante y Ozonoterapia. Administración por diferentes vías. Angiología Vol: XLV, 177-179 1993

Iliakis E., Valadakis V., et Al: Rationalization of the Activity of Medical Ozone on Intervertebral Disc. Rivista di Neuroradiologia 14 (Suppl 1):23-30, 2001

Leonardi M. : Disc Puncture under Fluoroscopic Guidance. Rivista Italiana di Ossigeno-Ozonoterapia 1: 73-78, 2002

Andreula C., Simonetti L., et Al: Minimally Invasive Oxygen-Ozone Therapy for Lumbar Disk Herniation. AJNR Am J Neuroradiol 24:996-1000, May 2003

Ozonoterapia en los Retardos de Cicatrización (Rovira Dupláa, G. ESRA Local Meeting. Valencia 2004)
Informes médicos y valoración del daño corporal

En nuestra Clínica disponemos de un gabinete de peritaciones médicas y valoración del daño corporal atendida por especialistas y expertos en valoración del daño corporal, con una amplia experiencia en estos campos, que buscan siempre la máxima indemnización para sus clientes, teniendo respuesta a todas sus preguntas y con presupuesto previo cerrado y asistencia a juicio.
Nuestros servicios son:
* Indemnizaciones por:
– Accidentes de tráfico
– Accidentes de trabajo
– Daños causados por otras causas (negligencias etc.)

* Informes médicos para solicitar:
– Incapacidades laborales
– Informes periciales
– Minusvalía
– Nota: Disponemos de gabinetes jurídicos atendidos por abogados especializados en la materia.

Clinica de Ozonoterapia en Málaga, Marbella, Algeciras (Cádiz).
Teléfono: 952210548
Móvil: 610463424
Móvil: 666112711
E-mail: [email protected]


logo

Sed magna nulla, pulvinar vel ante vel, fringilla vulputate nibh. In placerat facilisis tincidunt. Integer quis erat dictum, placerat massa non, bibendum ante.
Duis aliquet tellus magna, quis egestas enim vulputate sed.

Copyright by Clinica Unidolor 2017. All rights reserved.